ORGANISMOS
MUSEO VIRTUAL DE LA CIENCIA DEL CSIC
Área de Cultura Científica CSIC MINISTERIO DE CIENCIA E INNOVACIÓN CONSEJO SUPERIOR DE INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS

Vamos a pensar con más profundidad sobre este hecho insólito

El cable está formado por cargas positivas y negativas, como ya hemos dicho. Ambas cargas están perfectamente equilibradas, de manera que la carga total es cero. Podemos visualizar el cable como formado por dos largas filas paralelas, una de niñas y otra de niños, que sustituyen a las cargas positivas y negativas. Si movemos el cable en su conjunto, es decir, si ambas filas avanzan, no ocurre nada. Pero si se establece el paso de corriente, es decir, si la fila de niñas avanza y la de niños queda quieta, se produce un campo que desvía la aguja magnética.

Lo que produce el campo no es el movimiento de cargas, sino el movimiento relativo de las cargas de un signo respecto a las del otro.

En este punto conviene recordar las palabras del Profesor Baltá: si este hecho singular no nos produce asombro es porque no lo hemos entendido.

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Oersted, cuando vio los resultados que nosotros acabamos de observar, quedó tan impresionado que le costaba trabajo admitirlo y pensó en otras posibilidades; pensó que podía ser debido a que la corriente calentaba el cable y, el cable caliente, calentaba el aire, estableciéndose corrientes de aire que podían mover la aguja. Para comprobar esta hipótesis realizó experimentos encaminados a confirmarla o contradecirla; ¿Qué experimentos convendría realizar en esta situación?

Nosotros hemos optado por repetir el proceso sustituyendo la aguja imantada por una brújula cerrada, y hemos constatado que la razón de la desviación de la aguja es la corriente y nada más que la corriente.

Una vez establecido este nuevo fenómeno, nuevo para la ciencia en 1873 y nuevo para nosotros en este momento, tenemos que seguir adelante en nuestro propósito de determinar exactamente la distribución de las líneas que conforman el campo magnético creado por el movimiento relativo de las cargas de un signo respecto a las de otro.
MATERIAL COMPLEMENTARIO:
VÍDEO SOBRE EL EXPERIMENTO DE OERSTED
VÍDEO RAILES DE LAPLACE
VÍDEO MOTOR ELÉCTRICO CASERO



Electromagnetismo. El experimento de Oersted. (2004). Autores: J.M. López Sancho / M.J. Gómez Díaz / Esteban Moreno Gómez
Configuración Óptima: 1024x768 Navegadores: I. Explorer 6.0/Netscape 7.0/Mozilla 1.6/Opera 7.23/BrailleSurf 4.0
Condiciones de uso © Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)