Galileo Galilei

Retrato de Galileo Galilei, 1636, de Justus Sustermans(1597-1681)

Galileo Galilei (1564-1642) es uno de los personajes más señeros de la ciencia. Estableció claramente el método de trabajo, basado en la experimentación y el cálculo matemático, que ha hecho posible el nacimiento y posterior fructificación de la ciencia moderna, tal como la conocemos hoy.

Nació Galileo en Pisa el 15 de Febrero de 1564, justamente tres días después de la muerte de Miguel Ángel, una especie de relevo simbólico entre las bellas artes y la ciencia.

Hay dos etapas bien diferenciadas en su vida: la de Pisa, donde permaneció hasta aproximadamente 1600, y la de Padua. En Pisa sentó las bases de la dinámica moderna (estudio del péndulo y caída libre de cuerpos en el vacío) que después completaría Newton.

Su actividad en Padua estuvo más centrada en la astronomía, manteniendo correspondencia con Kepler.

En 1609 tuvo noticias de que en Holanda habían inventado un tubo amplificador, a base de lentes. A los tres meses construyó su primer telescopio, que inmediatamente utilizó para la observación astronómica.

Galileo Galilei está considerado como el padre de la astronomía moderna. Se apoyaba en el modelo copernicano del universo, donde el Sol estaba situado en el centro.

Dibujos de los relieves de la Luna hechos por Galileo

Lo primero que observó es que la Luna tiene valles y montañas, cuya altura calculó a partir su sombra sobre la superficie lunar. Era tan parecida a la Tierra que a partir de estas observaciones muchos pensaron que la Luna podría ser un lugar con vida. También descubre que Júpiter tiene satélites que obedecen las dos leyes de Kepler que entonces ya se conocían.

Las figuras de la izquierda muestran los dibujos de las fases lunares y de los relieves de la Luna realizados por Galileo a partir de sus observaciones con el telescopio.

Dibujos de las fases lunares hechos por Galileo en 1616
Galileo construyó su primer telescopio en 1609

En el verano de 1612, Galileo observó, con ayuda de su telescopio en modo de proyección, la presencia y evolución de las manchas solares, que contradecían la inmutabilidad del Sol. En la figura 5 podemos ver un dibujo original de Galileo y más abajo (figura 6) una fotografía moderna del mismo fenómeno.

Para realizar estas observaciones, Galileo proyectó la imagen real de su telescopio sobre una pantalla, ya que si se observa directamente el Sol (incluso a simple vista) se producen quemaduras en la retina.  

Publicó sus conclusiones en Istoria e Dimostrazioni In torno Alle Macchie Solari e Loro Accidenti Rome.

Uno de sus principales descubrimientos es el de la rotación del Sol, también en contradicción con los principios de perfección e inmutabilidad de los objetos celestes de Aristóteles.

Variaciones en tamaño y brillo de Venus observadas por Galileo

Descubrió, además, que Venus tiene fases, como la Luna. Además de las fases se observa una enorme disminución del tamaño y del brillo (como indica la figura), cuya única explicación está en la variación de la distancia Tierra- Venus, mucho mayor que la que se deriva del modelo de Ptolomeo.

Figura 5: Dibujos de las manchas solares observadas por Galileo

Observó también que la forma en que aparecían las fases sólo se podía explicar desde el modelo de Copérnico (figura 7), ya que si se consideraba la Tierra en el centro (figura 8) las correspondientes fases eran completamente diferentes a las observadas.

Con las aportaciones de Kepler y Galileo se establece el nuevo modelo de universo: Un sistema heliocéntrico con órbitas elípticas que siguen las dos primeras leyes de Kepler, y a las distancias correctas del Sol fijadas por la tercera ley que las relaciona con los periodos de revolución (giro) alrededor del Sol.

Figura 7: modelo de Copérnico, con el sol en el centro

Galileo era muy brillante en sus clases y demostraciones públicas. Gran conferenciante e incansable discutidor, se creó no pocos enemigos.

Figura 6: Fotografía moderna de las manchas solares

En 1632 publicó sus conclusiones en su obra más conocida: "Diálogo sobre los dos mayores sistemas del mundo", un supuesto diálogo entre Ptolomeo y Copérnico en el que el sistema geocéntrico y la inmutabilidad de los cielos quedaban malparadas. Era un duro ataque a la línea de flotación de la filosofía escolástica, piedra angular del pensamiento medieval magníficamente representada por Dante Alighieri en su Divina Comedia.

Galileo, finalmente llevado ante la Inquisición en 1637 acusado de herejía, abjuró de su doctrina (como entonces se llamaba a las teorías). Cuenta la leyenda que, no obstante, murmuró: "Eppur si muove" ("y sin embargo se mueve") señalando la tierra con el pie.

Figura 8: modelo anterior de Copérnico, que ubicaba la Tierra en el centro del universo
Galileo ante el tribunal de la Inquisición, óleo de Joseph Nicolas Robert-Fleury (1797-1890)

Pasó sus últimos años en su retiro de Aresti, cerca de Florencia. Ya casi ciego, sus últimos meses fueron animados por las visitas de un buen amigo: el joven Evangelista Torricelli.



Anterior Siguiente
La Tierra en el universo. (2006). Sala de Astronomía. Museo Virtual de la Ciencia del CSIC.
 Autores: José María López Sancho / Mª Carmen Refolio Refolio / Esteban Moreno Gómez
Financiación: Programa Nacional del Fomento de la Cultura Científica. Proyecto FECYT: CCT005-07-00209. Dirección General de Investigación. MEC
Museo Virtual de la Ciencia del CSIC
/ Sobre nosotros / Mapa / Estadísticas / Licencia, derechos y condiciones de uso
Configuración Óptima: 1280x768 Navegadores: Google Chrome 37/ Mozilla 23/ I. Explorer 10
© Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). 2017.