ilustración de un castro

Un día cualquiera en un Castro.

Antes de la llegada de los romanos al Noroeste de la Península Ibérica, la gente vivía en castros.
Si pudiésemos retroceder en el tiempo y asomarnos un momento por encima de la muralla de un castro veríamos algo así:

La casa de una familia estaba formada por varias construcciones que podían ser redondas o rectangulares, eran de piedra y tenían una techumbre vegetal.

Cuando sus habitantes lo abandonaron, todo se fue derrumbando. En el suelo de esta sala puedes ver una casa tal y como se ha encontrado en la excavación.

ilustración de un castro

A tu derecha, ves en su fragua al herrero. Trabajaba el hierro para hacer sobre todo herramientas para el campo y utensilios para la cocina.

También fabricaba adornos de bronce, plomo, plata e incluso oro, que luego intercambiaba con otros habitantes del poblado.

Todas las familias podían cultivar, recoger frutos del bosque, tener ganado y recoger oro y por eso sus objetos y casas eran más o menos iguales. El oro era utilizado para hacer joyas; puedes ver algunas en la exposición.

 


ACTIVIDADES


Anterior     Siguiente
Las Médulas. patrimonio de la humanidad: Guía didáctica de la exposición (2003). Museo Virtual de la Ciencia del CSIC. Sala de Los paisajes arqueológicos.
Autores: Enlace
Museo Virtual de la Ciencia del CSIC / Sobre nosotros / Mapa / Estadísticas / Licencia, derechos y condiciones de uso
Configuración Óptima: 1280x768 Navegadores: Google Chrome 37/ Mozilla 23/ I. Explorer 10
© Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). 2017.